miércoles, octubre 04, 2006

LOS RETOS DEL MOVIMIENTO VECINAL VENEZOLANO

El movimiento vecinal constituye un componente importante de eso que se ha llamado sociedad civil o sociedad organizada. En Venezuela, el movimiento vecinal se inició a partir de 1959, con la instauración del sistema democrático representativo. En esos 48 años de lucha, los vecinos contribuyeron a la ampliación de las posibilidades de participación e incidencia ciudadana en la gestión pública local.

En todo este tiempo, la cohabitación entre el movimiento vecinal y las autoridades no ha sido siempre color de rosa. Vecinos y autoridades suelen no coincidir generalmente, en el tratamiento de temas específicos como el ambiente, la zonificación o el desarrollo urbanístico. Por si fuera poco, las expresiones asociativas vecinales son las entidades naturales para el ejercicio de la fiscalización de la gestión de alcaldes, concejales y juntas parroquiales. Y créanme, que esa cualidad natural para el ejercicio de control social, hace del movimiento vecinal un factor sumamente incómodo para las autoridades locales.

En la Venezuela participativa de hoy, las tendencias estatizantes del gobierno central, la omisión sistemática a los derechos de participación ciudadana; por parte de alcaldes y concejales, la asimilación de nuevos medios de participación como son los Consejos Locales de Planificación Pública (CLPP) y los Consejos Comunales y, el rescate y mantenimiento de su autonomía como movimiento social, representan algunos de los retos que debe afrontar con éxito el movimiento vecinal.

Esos desafíos conforman una agenda que exige para su superación, de un movimiento vecinal fortalecido y renovado. Fortalecido en su valoración ética de la acción ciudadana y donde valores como la inclusión, la solidaridad, la pluralidad, la libertad y la democracia sean los pivotes frente al creciente autoritarismo que amenaza al país y, renovado en su liderazgo y en sus métodos de trabajo, para la articulación de estrategias de organización y participación ciudadana, la coordinación de acciones en los distintos ámbitos que le toca actuar y el establecimiento de alianzas y redes de cooperación mutua, para la defensa de los derechos y libertades cívicas, cada día más comprometidos en nuestro país.

1 comentario:

MD dijo...

solo quiero comentar que espero que no se cancele este tremendo proyecto, con un buen desarrollo vial el complejo se podria construir sin generar problemas a la autopista, no creo que alguien vaya a invertir tantos millones de dolares para no tomar en cuenta el impacto en los servicios de la zona, ojala se construya ya que a caracas le hace MUCHA falta proyectos como estos, es increible que caracas no cuente con un parque de diversiones decente y moderno, que caracas no cuente con un verdadero acuario como deberia de tener o tienen cualquier ciudad importante del mundo, y lo de las discotecas no veo el alboroto, cuenten cuantas tiene el san ignacio (son cafes y pubs pero de eso es de lo que hablan para el aeromall), y bueno como dije antes ojala se construya ya que tambien se aceleraria el proyecto del segundo piso de la autopista que por cierto tiene años engavetado...saludos