sábado, septiembre 24, 2016

LA PARTICIPACIÓN ES CERO PARA LA RESOLUCIÓN 28




Recientemente una resolución del Ministerio del Poder Popular para las Comunas y Movimientos Sociales, suspendió la realización de elecciones por parte de consejos comunales, comunas y empresas comunales para renovar sus vocerías. En efecto, la Resolución N° 28, publicada en la Gaceta Oficial N° 40.950 de fecha 22 de julio de 2016, establece esa medida porque el mencionado ministerio debe “adecuar su burocracia” y por lo tanto, decidió que en los próximos 180 días hábiles no registrará las elecciones realizadas por las entidades comunitarias. De esta manera, quedan en suspenso los comicios  de estas entidades también denominadas: ”poder popular”.
Ahora bien, esta decisión pública (Resolución N° 28) presenta varias dificultades. Veamos.
1.- Constituye una clara intromisión de un ente estatal en perjuicio de la autonomía de las comunidades y vecindades a las que se les impide realizar la elección y renovación de sus representantes en forma independiente y democrática.
2.- Con la medida el Ministerio de las Comunas se atribuye competencias del Consejo Nacional Electoral (CNE), sin que tenga potestad para ello.
3.- La decisión del Ministerio antepone su interés particular como burocracia (que se reestructura así misma), por encima de la dinámica social diaria que se sucede en su ámbito de actuación. Así la atención a las comunidades y al público queda relegada a un segundo plano.  
4.- Y algo más grave aún, es que la resolución N° 28, otorga un tratamiento de dependencias subalternas a las llamadas instancias del “poder popular” al indicarles cuando serán reconocidos o no, sus procesos electorales internos.
En síntesis, la decisión del Ministerio de las Comunas y Movimientos Sociales constituye una clara obstaculización del ejercicio de los derechos a la libre asociación y participación de los ciudadanos.
 Por otra parte, sectores sociales señalan que la resolución obedecería a razones clientelares vinculadas a la distribución de alimentos por medio de los comités locales de abastecimiento y producción (CLAP). Cabe agregar, que a diario se vienen produciendo denuncias de exclusión en la distribución de alimentos de los CLAP, lo cual además de constituir una violación a los derechos humanos también supone un tratamiento poco ético de bienes y servicios que se financian con dinero de todos los venezolanos. Otra cosa, es que la decisión del Ministerio de las Comunas deja entrever también el temor político del “bloque oficialista” de perder esos procesos electorales comunitarios y por lo tanto, el control hegemónico que viene ejerciendo sobre esas organizaciones vecinales.
La Resolución N° 28, como decisión pública, coloca al desnudo el inadecuado tratamiento ético y programático del Estado con la sociedad civil en Venezuela. Sin lugar a dudas, hoy en día en nuestro país la relación del Estado con el conjunto de organizaciones vecinales, sociales y populares está muy lejos de fundamentarse sobre una visión democrática, incluyente y respetuosa de los derechos humanos. 

@migonzalezm

domingo, septiembre 04, 2016

LA MARCHA HACIA EL REFERENDO REVOCATORIO





La realización exitosa de la marcha y la triple concentración popular del pasado 1 de Septiembre en Caracas, fue indiscutible. Con ella, se demostraron tres puntos: i) la reafirmación del incremento de las capacidades de organización y movilización política y social de la oposición democrática venezolana, ii) el indetenible desgaste popular del bloque oficialista y el deterioro de su liderazgo político para afrontar los retos políticos que debe enfrentar y, iii) la definitiva fusión del descontento social (por la escasez, la carestía y la inseguridad) con la necesidad de un cambio de gobierno en el país; mediante el referendum revocatorio.

La manifestación democrática del 1-S no fue un acto de magia; fue producto del trabajo político-organizativo de una dirección política que, siendo coherente con sus propósitos ha logrado interpretar las necesidades y aspiraciones de cambio sustancial que requiere el país y que reclama el pueblo venezolano. La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) no ha tenido una tarea fácil; pues la conformación de la alianza opositora se caracteriza por su amplia diversidad de actores políticos y sociales que en ocasiones contraponen sus visiones e intereses. 

No todo está hecho en la MUD, si bien los objetivos previstos en el corto y mediano plazo están definidos (recolección del 20% de las firmas, realizar y ganar el referendo revocatorio y la exigencia de la realización de las elecciones regionales este mismo año); aún existen temas políticos y organizativos por resolver. Son parte de esa agenda el fortalecimiento de su oferta programática, la relación con los movimientos sociales y organizaciones comunitarias, su fortalecimiento organizativo más allá de la coyuntura electoral y, sobre todo, el mantenimiento de su acción unitaria: “dentro de la unidad todo, fuera de la unidad nada”. Lo contrario, es complicar las cosas; aún más. 

La respuesta gubernamental ante la movilización de la alianza democrática; aunque previsible fue exagerada y casi histérica: amenazas y despidos de empleados públicos, bloqueos y obstaculización de carreteras y autopistas, expulsión de periodistas y corresponsales extranjeros, censura y manipulación informativa, suspensión parcial del servicio de transporte público y como remate la persecución y detención de activistas, dirigentes y alcaldes democráticos. Es decir, todo un expediente de conducta política antidemocrática, que simplemente reiteró ante el país y el mundo, su muy débil situación interna y su baja capacidad de respuesta. 

La realización de un referendum revocatorio en Venezuela, luce cercano. Según la Constitución Bolivariana todos los cargos y magistraturas de elección popular son revocables (CRBV, artículo 72) y el cargo de Presidente de la República no escapa a la aplicación de ese derecho constitucional (CRBV, 233), que es justo lo que la oposición democrática exige, como medio de superar la crisis que padece el país. Frente a ello, y como única estrategia (de sobrevivencia), el presidente Maduro y el PSUV vienen tratando de posponer o entorpecer su realización; ejerciendo presión e influencia sobre el Consejo Nacional Electoral (CNE) complaciente. De nuevo, el bloque oficial demuestra su debilidad política.

La apuesta gubernamental busca retrasar el referendum revocatorio hasta el año 2017 con el fin de desanimar; tanto al movimiento popular como a la MUD y/o restar la eficacia política del revocatorio. El cálculo (o más bien, la esperanza) del gobierno y del PSUV apunta a que en el año 2017 su situación política cambie favorablemente, y logre neutralizar el referendum y mantenerse gobernando hasta el 2019. Sin embargo, dentro de los cuadros del oficialismo no hay unanimidad sobre continuar apoyando la gestión de Maduro. En efecto, hay sectores que de manera pública, notoria y comunicacional han expresado la necesidad de emprender el proceso revocatorio. Esta situación nos indica que la supervivencia del gobierno se reduce un poco más. ¿Volver la mirada hacia una opción militar para mantenerse en el poder? Eso significaría una verdadera tragedia política y social. 

Venezuela atraviesa la peor crisis económico-social en su historia con un muy bajo precio del barril de petróleo que apenas ronda los 39 dólares, una inflación anualizada que ya supera el 600%, una preocupante escasez de productos de la dieta básica y de medicinas (considerada como una crisis humanitaria, por algunos expertos). Y esa crisis, la padece el pueblo venezolano día a día, castigando a todas las familias sin discriminación política ni partidista; salvo por la intervención del gobierno que ha pretendido usar la necesidad como un mecanismo de cooptación y sometimiento. De esta forma, la amplia mayoría del pueblo venezolano ha tomado conciencia de la urgencia de un cambio de gobierno, como solución a este estado de depauperación que viene sufriendo. 

Así, el referendum revocatorio se ha convertido en la esperanza de cambio de un pueblo que aspira de manera legítima vivir mejor, en paz y en libertad. Las condiciones políticas están ahora presentes, se trata entonces de actuar con responsabilidad para no defraudar la nueva esperanza popular.

@migonzalezm
  


viernes, septiembre 02, 2016

*COMPROMISO DEMOCRÁTICO DEL PUEBLO SOBERANO*

Somos el pueblo, EL PUEBLO SOBERANO, reunido en masiva, pacífica y épica
movilización, tanto los que logramos llegar a Caracas como los que fuimos
detenidos en ilegales bloqueos de carreteras, y aun los que sólo pudimos
protestar desde el frente de nuestras casas y desde las ventanas de
nuestros apartamentos.

Somos la ciudadanía movilizada, somos la Nación puesta en pie para decir
¡YA BASTA!  ¡HAY QUE RESCATAR AL PAÍS! Rescatarlo de la escasez de
alimentos y del exceso de balas, rescatarlo de la falta de medicinas y del
exceso de angustia.  Rescatarlo sobre todo de un presidente, un régimen y
un sistema que sólo han puesto dictadura donde debe haber democracia, han
puesto pobreza donde debe haber prosperidad y han puesto inseguridad donde
debe haber confianza.

EN UNA VENEZUELA EN LA QUE SÓLO ABUNDA LA VIOLENCIA Y LA MUERTE, ES NUESTRO DEBER RESCATAR LA CONVIVENCIA Y LA ESPERANZA.

Y esa es tarea de todo un pueblo. Por eso exigimos nuestro derecho a expresarnos, y que sea la voz
del pueblo la que señale el camino para vencer la crisis y transformarla en
oportunidad. Para que la Nación pueda decir su palabra es preciso convocar
una consulta electoral adelantada, y tal consulta tiene nombre y apellido
en nuestra Constitución: Su nombre es REFERENDO y su apellido es
REVOCATORIO.  Eso es lo que estamos exigiendo.

Al régimen le decimos:  Cada vez que -para aferrarse al poder- se opone a
que el pueblo sea consultado, está reconociendo y agravando su ausencia de
respaldo popular, SU FALTA DE LEGITIMIDAD; Cada vez que reprime al pueblo y
pone presos a dirigentes democráticos sólo demuestra que no tienen ni ideas
ni votos con que enfrentarnos; Cada vez que amenaza a humildes ciudadanos
con botarlos de su trabajo o con no venderles una bolsa de comida por
pensar distinto, solo revela que no conoce a un pueblo que no puede ser
reducido ni por hambre ni por miedo.

A la Fuerza Armada Nacional le reiteramos: Luchamos por una Venezuela en
que la FAN, apegada a su misión constitucional y a su condición de
institución sin militancia partidista, sea respetada y querida por TODO el
país, y no sólo por una facción o grupo.

A la comunidad internacional le expresamos: La Venezuela que quiere cambio
es inmensamente mayoritaria, y tiene con qué liderar una transición
pacífica a la democracia y un proceso de reconstrucción nacional solidario
e inclusivo.  Que eso se logre  EN PAZ Y POR LA PAZ depende en buena medida
de que recibamos hoy la solidaridad que la Venezuela democrática y
civilista siempre supo dar a otras naciones, cuando atravesaron horas
oscuras como las que hoy la patria de Bolívar quiere superar.

Hoy es el inicio de la etapa definitiva de esta lucha, y todos los
venezolanos movilizados juramos ejercer nuestro derecho constitucional a la
protesta pacífica hasta lograr el cambio constitucional, electoral,
pacífico y democrático. 

lunes, agosto 29, 2016

Cuarenta y cinco organizaciones civiles y sociales exigieron al CNE el establecimiento de una fecha en 2016 para la consulta al pueblo mediante referendo

45 Organizaciones que trabajan una diversidad de temas de la vida social del venezolano como salud, educación, participación vecinal, derechos humanos, libertad de expresión, justicia, lucha estudiantil, exhortan a los ciudadanos a participar con entusiasmo, con ciudadanía pero con convicción y determinación, a la marcha de este 1 de septiembre
Los motivos que mueven a las 45 organizaciones para hacer este llamado fueron resumidas en tres áreas: Referéndum, ayuda humanitaria ya y marcha pacífica y rechazo a la violencia.
La primera en tomar la palabra fue Angélica Machado integrante de Ciudadanía Activa, quien hizo un repaso sobre todo el proceso de solicitud de referéndum para que el pueblo en esa consulta nacional pueda decidir sobre la conformación del poder político y el destino de la nación. Recordó que el 9 de marzo se hizo la solicitud y que a partir de allí el CNE no ha hecho sino poner obstáculos que han ocasionado ya un retraso en el proceso de 78 días y todavía no se ha fijado la fecha para que se recoja el 20% de la firmas. Denunció que algunas de las rectoras están planteando que tiene que ser el 20% por estado, lo que violaría la Constitución por cuanto el referéndum se refiere al presidente de la República que fue electo en unas elecciones de carácter nacional no por regiones. Enfatizó que cada obstáculo que pone el CNE para la realización del referéndum se cuenta en vidas humanas que se pierden por falta de medicinas, por inseguridad, por la desnutrición que están padeciendo los venezolanos.
Ana Rosario Contreras del Colegio de Enfermeras y Enfermeros del Distrito Capital expresó, en nombre de todas las organizaciones, que la Toma de Caracas tenía que servir para exigir se acepte el proceso de ayuda humanitaria ya, rechazando las mentiras de las ministras de salud que afirman que los problemas en esa área son puntuales, por lo que era de suma importancia convocar a la sociedad en pleno a la marcha, porque el poder ciudadano debe prevalecer revocando el miedo para hacer cumplir la constitución y para que se declare la ayuda humanitaria ya.
El presidente de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela, Hasler Iglesias, tomó la palabra y afirmó que todos tenían sobradas razones para ir a marchar el 1 de septiembre y que el espacio de encuentro de los venezolanos será en las calles de Caracas. Su mensaje estuvo dirigido, en primer término a las Fuerzas Armadas Nacionales, no solo a los altos mandos que deben garantizar los derechos ciudadanos a la protesta, a la manifestación y que deben dar garantías a los que estarán en la calle para que puedan hacerlo en paz, sino también a los soldados, a la policía, a las fuerzas del orden público, que deberán decidir entre la mujer que tienen frente a ellos que no tiene comida que darle a sus hijos o la orden de un superior que violente el derecho a la manifestación.
En segundo término su mensaje estuvo dirigido al ciudadano que va a marchar para que lo haga en paz. Afirmó que las pasiones estaban a flor de piel pero que ellas debían ser canalizadas y que había que marchar con una profunda actitud pacífica, no responder a agresiones ni a provocaciones porque se estará ejerciendo un derecho de manifestar en paz y con disciplina para que se dé la consulta al pueblo mediante referéndum.
Cerró la rueda de prensa Silvia Alegrett de Expresión Libre para leer la declaración que respaldan las 45 organizaciones civiles y sociales que será entregada a la OEA, la ONU y a los parlamentos Latinoamericano, Andino, y del Mercosur, y en donde se anuncia que se solicitará una audiencia formal al representante en Venezuela del PNUD y del Sistema de Naciones Unidas a los fines de hacer entrega en sus manos de dicha comunicación que también será remitida al parlamento europeo.
Declaración de las 45 Organizaciones
EXIGIMOS CONSULTAR AL PUEBLO Y AYUDA HUMANITARIA YA!
Quienes suscribimos, en representación de nuestras organizaciones, convocamos a todos los venezolanos a la marcha del 01-09:
1. Venezuela vive hoy la más grave crisis política, económica y social en siglo y medio, así la manifestación y la protesta están plenamente justificadas.
2. La marcha del 01-09 debe convocar a todos los que vivimos y padecemos en este país: sociedad civil, organizaciones sociales, trabajadores, empresarios, comerciantes, academias y profesores universitarios, estudiantes, partidos, a todos, sin monopolización de ninguna clase, y así se lo solicitamos a sus organizadores.
3. La marcha debe exigir la consulta al pueblo mediante referendo como la mejor forma de superar la crisis de gobernabilidad que afecta hoy la vida de los venezolanos y la concreción, mediante el calendario respectivo, de las elecciones regionales este año, y al mismo tiempo debe expresar la enorme demanda social que late en el corazón del pueblo.
4. Subrayamos que los rectores del CNE y en general todos los Poderes Públicos tienen el deber de cumplir y hacer cumplir la letra y el espíritu de la Constitución a los fines de garantizar el ejercicio soberano de la ciudadanía a decidir sobre la conformación del poder político y el destino de la nación.
5. Pero creemos que las demandas políticas no bastan. Por eso también marcharemos para exigirle al gobierno la aceptación de procesos de ayuda humanitaria ya, que al menos puedan paliar los agobios que, especialmente en materia de alimentación y salud, padecen los venezolanos.
6. Solicitamos a la OEA, la ONU y a los Parlamentos Latinoamericano, Andino, y del Mercosur, que instrumenten mecanismos para hacer veeduría directa y acompañamiento al proceso de consulta popular y del Derecho Humanitario ante la crisis sistémica que se vive en nuestro país en todos los órdenes. En este sentido, anunciamos que remitiremos una correspondencia con el contenido de la presente declaración a los representantes de esas instituciones. Así mismo, solicitaremos una audiencia formal con el Representante en Venezuela del PNUD y del Sistema de Naciones Unidas a los fines de hacer entrega en sus manos de dicha comunicación que también será remitida al Parlamento Europeo.
7. Hacemos un llamamiento a que la marcha se realice en paz, sin caer en provocaciones de ninguna procedencia. Importa que el saldo sea el entusiasmo y la moralización de los demócratas y no lo contrario. Sabemos que obstruir o dificultar los caminos al ejercicio de los derechos democráticos es de suyo una incitación a la violencia, pero desde la sociedad civil reafirmamos nuestro compromiso por la paz y los métodos no-violentos de lucha, cualquiera sea la circunstancia y el sendero que nos toque transitar.
8. Exigimos a todos los Poderes Públicos actuar en consonancia para asegurar el respeto al derecho de manifestación pacífica. En este sentido, repudiamos la criminalización de la protesta y la pretensión presente en algunas declaraciones oficiales de descalificarla de antemano.
9. Hacemos en particular un llamado desde la sociedad civil a la Fuerza Armada a garantizar el derecho constitucional a la manifestación pacífica. Confiamos en que así sea.
Caracas, 28 de agosto de 2016
Suscriben
Aragua en Red
Aragua Sin Miedo
Asamblea de Ciudadanos de Candelaria
Asociación de Profesores UCV (APUCV)
Asociación Venezolana para la Hemofilia
Banco del Libro
Caricuao Propone
Centro de Ideas Progresistas
Ciudadanía Activa
Colegio de Enfermeras y Enfermeros Distrito Capital
Colegio de Profesores de Venezuela
Comité de Usuarios del Transporte
Comunidanas
Consorcio Justicia y Desarrollo
Convite AC
CTV
Cultura Preventiva
Diálogo Democrático
Expresión Libre
FCU-Humboldt
FCU-Metropolitana
FCU-UCV
FCU-USB
Federación de Instituciones Privadas de Atención al Niño, el Joven y la Familia (FIPAN)
Foro Cambio Democrático
Frente en Defensa del Norte de Caracas
Fundación para el Aprendizaje Permanente (FEPAP)
Fundación para la Defensa de Antímano
Fundahumanos
Gente de Deporte
Grupo La Colina
Instituto Venezolano de Estudios Sociales y Políticos (INVESP)
Manifiesta
Observatorio de los Derechos Humanos de las Mujeres
Organización StopVIH
Parlamento Educativo
Primer Poder
ProCatia
Red Ara
Red de Organizaciones Vecinales de Baruta
Sinergia
Sumando Voluntades Por los derechos humanos
Unión Vecinal para la Participación Ciudadana
Venezuela Libre
Voluntariado Abriendo Caminos

lunes, agosto 22, 2016

UNA NOTICA OLÍMPICA


Ayer, Domingo, 21 de Agosto culminaron los Juegos Olímpicos de Río 2016, en los que Venezuela ocupó el lugar número 65 en el casillero de medallas; consiguiendo tres medallas: una de plata (en atletismo y, más específicamente en la prueba de salto triple) y dos de bronce (una en boxeo. en la categoría peso mosca y la otra en la modalidad ciclista de BMX). Felicitaciones y reconocimiento a los medallistas Yulimar Rojas (atletismo), Stefany Hernández (BMX) y Yoel Finol (boxeo) y al resto de los participantes en general. Nadie duda que ellos ofrendaron su mejor esfuerzo atlético. En lo particular, destacaría también el séptimo lugar obtenido por la gimnasta Jessica López, por su actuación en las barras asimétricas y en la prueba del “all around”.

Al margen de los reconocimientos individuales, los resultados obtenidos por la delegación venezolana en estos Juegos Olímpicos fueron muy discretos. No se percibió avance notable en el medallero global; con lo cual se asienta un sabor bastante amargo y hasta cierta desazón. Las numerosas anécdotas sobre el inadecuado tratamiento que padecieron los atletas venezolanos antes y durante las competencias olímpicas reflejan una dirección inadecuada de las políticas públicas deportivas; por parte de la administración gubernamental y también de la gestión del Comité Olímpico Venezolano (COV).

En realidad, yo no dudo de las buenas intenciones de la gerencia deportiva nacional ¿pues qué beneficio obtendrían de los fracasos obtenidos? De lo que se trata es de realizar una verdadera evaluación desprejuiciada, con visión de futuro y con un sentido ético de la gestión deportiva. Sospecho que aún los problemas del deporte nacional siguen siendo los mismos: insuficientes incentivos y atención para los atletas, desmedida burocracia pública y privada, desatención de los centros de alto rendimiento y de la infraestructura especializada en general, inadecuados mecanismos de planificación, control y rendición de cuentas; entre otros.

Tengo la particular visión de que aún el aparato deportivo nacional estatal y privado no está a la altura del enorme talento que demuestran los jóvenes venezolanos en su empeño y dedicación deportiva. Mientras esa situación continúe y no cambie, nos mantendremos así, como hasta ahora obteniendo resultados discretos, muy discretos y lejanos de alcanzar un desarrollo deportivo armónico basado en una gestión deportiva caracterizada por la eficacia, el sentido social y la transparencia. Por lo demás, sigo creyendo que vendrán tiempos mejores.     
           
Felicitaciones a toda nuestra delegación olímpica Río 2016!!!

@migozalezm